INMUNIDAD - Farmacia Rolán
inmunida

INMUNIDAD

¿Qué es el sistema inmunitario?

El sistema inmunitario es la defensa del cuerpo contra las infecciones. Una red de células, tejidos y órganos especiales trabajan en conjunto para proteger al cuerpo de patógenos (bacterias, parásitos, virus y hongos).

En la mayoría de los casos, el cuerpo puede defenderse a sí mismo de los ataques perjudiciales. Algunas personas tienen un sistema inmunitario débil y no pueden combatir estos gérmenes de la misma manera.

La primera línea de defensa del sistema inmunitario es un escudo que evita que los gérmenes ingresen al cuerpo. La piel es la principal armadura del cuerpo y actúa como una barrera física contra los ataques. Los revestimientos de las vías respiratorias y digestivas (membranas mucosas) también impiden la entrada de patógenos dañinos.

¿Qué ocurre si un invasor patógeno atraviesa el escudo?

El cuerpo responde con su próxima línea de defensa. Las células especiales del sistema inmunitario patrullan el cuerpo y viajan a través de la sangre y el sistema linfático para detectar y eliminar patógenos.

Un invasor extraño que causa una respuesta en el sistema inmunitario se denomina antígeno. Algunas células del sistema inmunitario actúan atacando cualquier patógeno invasor. Otras células están preparadas para reconocer y recordar patógenos específicos. El sistema inmunitario produce anticuerpos que se adhieren a antígenos específicos para que puedan destruirse. Esta es la manera en que las inmunizaciones o vacunas actúan para protegerlo de determinadas enfermedades.

¿Como estimular nuestro sistema inmunitario?

Bien, ahora que llega de nuevo el otoño, nos vemos expuestos a varios virus respiratorios responsables de resfriados, gripes, neumonías, bronquitis, bronquiolitis, etc. Y esto durará hasta la primavera. Por eso en importante tener nuestro sistema inmunitario a punto para que reaccione rápidamente contra ellos.

Para estimular el sistema inmunitario es fundamental tener una alimentación correcta, rica en proteínas, vitaminas, hacer ejercicio moderado a diario, cuidar el estrés y dormir adecuadamente.

¿Como suplementarlo?

¡Con el ritmo de vida que llevamos, podemos pensar en recurrir a suplementos que nos ayuden en esta tarea de refuerzo de nuestras defensas para que estén preparadas!

Los aceites esenciales pueden ser unos grandes aliados en este caso.

Una de las propiedades más singulares de estos extractos vegetales es la de estimular la producción de inmunoglobulinas, los denominados anticuerpos. Éstos se encargan de identificar y de neutralizar de forma específica a los antígenos, cuerpos extraños que forman parte de virus, bacterias o parásitos. En situaciones de cansancio, estrés o enfermedad infecciosa su concentración en sangre puede verse disminuida. Resulta que los aceites esenciales antiinfecciosos pueden compensar esta bajada de defensas, lo cual resulta muy práctico en caso de infecciones.

Aceite Esencial referente en Inmunidad.

Sin duda, el aceite esencial de ravintsara (Cinnamomum camphora QT cineol), un árbol procedente de Madagascar. Este extracto de elevada concentración de 1,8-cineol activa el sistema inmunitario y además actúa como antiviral y expectorante. ¡Parece que ha sido diseñado por la naturaleza para ayudarnos a sobrellevar el invierno!

¿Como se utiliza?

El protocolo de estimulación del sistema inmunitario es el siguiente: Colocar 2-3 gotas de aceite esencial de ravintsara en la parte interior de la muñeca y frotarla vigorosamente contra la otra. De esta forma, las moléculas aromáticas atraviesan la piel, penetrando hasta alcanzar la circulación sanguínea, que las transportará por todo el organismo. Para una mayor eficacia, se recomienda llevarse las muñecas a la nariz e inhalar profundamente. Así se obtiene una mayor concentración de 1,8-cineol en las vías respiratorias, que son la puerta de entrada de los virus del resfriado y la gripe. Esta última parte está contraindicada en asmáticos.

Para los bebés es conveniente aplicar el aceite esencial diluido en un poco de aceite vegetal (de almendras, de rosa mosqueta, etc.) o bien en crema hidratante. La zona preferente de aplicación es la planta de los pies por la facilidad de absorción y la comodidad. ¡Incluso los recién nacidos pueden beneficiarse de la acción estimulante del Ravintsara!

El protocolo puede seguirse 1 o 2 veces al día durante todo el invierno o en cualquier periodo que se desee. No existe ningún efecto adverso, puesto que el propio sistema inmunitario no termina volviéndose dependiente del aceite sino que se adapta a cada situación. También puede utilizarse en mujeres embarazadas y durante la lactancia.

Otra solución aún más potente:

Con el objetivo de potenciar, aún más si cabe, el poder inmunoestimulante del aceite esencial de ravintsara, los laboratorios Pranarôm han concebido la solución AROMAFORCE defensas naturales. Se trata de una mezcla de 10 AE puros. Dicen que la unión hace la fuerza, y este conglomerado de moléculas aromáticas aumenta rápidamente las defensas.

Se utiliza de forma análoga a la explicada anteriormente para el aceite esencial de ravintsara, salvo que en este caso el empleo está contraindicado en menores de 3 años, durante el embarazo y la lactancia.

Si queremos recurrir a la vía oral.

Tenemos las Cápsulas defensas naturales de AROMAFORCE, mezcla de 5 aceites esenciales, que nos ayudarán eficazmente. Se pueden consumir a partir de los 12 años, salvo embarazo y lactancia. Se tomarán 1 cápsula en desayuno, 1 en comida y 1 en cena de lunes a viernes, descansando los fines de semana, durante el periodo necesario.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: