Salud Masculina - Farmacia Rolán

Salud Masculina

Este mes PÓNTELO…

Del 9 al 24 de noviembre nos hacemos eco del movimiento Movember que nació con el objetivo de concienciar sobre temas de salud masculina y la importancia del autocuidado y la prevención.

Nos centraremos en una patología benigna que afecta a la calidad de vida:

Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP)

PATOLOGÍA

La próstata es una glándula que únicamente poseen los hombres en su aparato reproductor. Está localizada debajo y a la salida de la vejiga y participa en la formación del semen. Esta glándula experimenta un cierto crecimiento a partir de los 40 años y esto da lugar a síntomas entorno a los 50, pudiendo derivar en una hiperplasia benigna de próstata (HBP).

La HBP es un agrandamiento benigno de la glándula prostática que causa síntomas del tracto urinario inferior en el hombre, afectando por tanto a su calidad de vida. Estos síntomas se presentan de forma progresiva, por lo que es importante acudir a su médico desde el primer momento y darle la importancia necesaria.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la HBP pueden ser los siguientes:

  • Dificultad en el inicio y mantenimiento de la micción
  • Sensación de vaciado incompleto de la vejiga
  • Chorro miccional intermitente y/o débil
  • Pérdidas de orina y goteo al terminar la micción
  • Dolor o escozor al orinar
  • Necesidad de micción repentina (urgencia)
  • Incontinencia urinaria
  • Levantarse por las noches dos o más veces para orinar (nicturia)
  • Necesidad de orinar más veces de lo normal (mayor frecuencia urinaria diurna)

Es probable que estos síntomas se asocien con el crecimiento benigno de próstata, sin embargo, existen otras posibles causas que el médico debe descartar. Por esta razón, es de especial relevancia la comunicación de estos síntomas en cuanto se manifieste su aparición, y no asumir su presencia simplemente como una condición propia de la edad.

CONSEJOS Y PAUTAS DE CALIDAD DE VIDA

Con el objetivo de mejorar los síntomas urinarios ocasionados por la HBP, es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Manejo de líquidos: Mantenerse bien hidratado y al mismo tiempo evitar una ingesta excesiva de agua y de otros líquidos, sobre todo en momentos específicos como viajes largos, situaciones en público y antes de dormir.
  • Cambios dietéticos: Restringir el consumo de alcohol, bebidas con cafeína y comidas ricas en grasas, así como potenciar las dietas ricas en verduras.
  • Medicación: Optimizar administración en los momentos de mayor inconveniente y controlar si alguno de los medicamentos que se toman para otras enfermedades pueden interferir con los síntomas prostáticos, siempre consensuado previamente con su médico.
  • Hábitos miccionales y entrenamiento vesical: Exprimir la uretra mediante la compresión del pene al finalizar la micción, regular el tiempo entre las micciones, aguantar la sensación de urgencia, controlar los síntomas irritativos con técnicas de distracción y relajación e intentar una nueva micción tras uno o dos minutos para vaciar completamente la vejiga.
  • Estilo de vida: Realizar ejercicio físico regularmente, evitar el sobrepeso y controlar los trastornos de movilidad, así como el estreñimiento.
  • Revisiones periódicas: A partir de los 50 años se recomienda realizar una revisión médica al año.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: